Las bajas temperaturas pueden hacer que las plantas mueran rápidamente, por eso es necesario tomar todas las precauciones para que esto no suceda y lleguen en buenas condiciones a la primavera.

Durante el invierno muchas plantas, que se encuentran en los jardines, sufren por las bajas temperaturas propias de la época. A continuación podrás encontrar una serie de simples consejos que te permitirán cuidar tus cultivos:

  • Conoce bien tus plantas: es necesario saber cuál es su tolerancia al frío, esto para que las puedas trasladar al interior de tu hogar a las que menos lo soportan y así evitar que las bajas temperaturas las dañen. Si vas a dejar plantas en el exterior es necesario que las protejas. Para esto las puedes poner cerca de una pared o entre arbustos grandes que las cubran. En algunos casos las puedes recubrir con plásticos, pero recuerda que siempre deben poder respirar y recibir luz.
  • Si tus plantas van a permanecer en el interior debes tener cuidado con el exceso de calor, por eso es importante que no las pongas cercas de estufas o calefactores, ya que también es un factor de riesgo. Debes asegurarte que estén cerca de ventanas para que puedan captar la luz. Como el invierno es una época más oscura puede afectar el crecimiento y buen desarrollo de tus cultivos.
  • Algo fundamental en esta época del año es no regar en exceso las plantas, ya que pueden resistir más tiempo sin agua. Además, es un buen momento para cambiar el sustrato de los cultivos para cuidarlas de las grandes heladas, ya que se encuentran en un momento de descanso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *